5 Consideraciones en el diseño de tu desarrollo Inmobiliario

Muchas ocaciones cuando un emprendedor inmobiliario sin experiencia esta desarrollando un nuevo conjunto habitacional suelen cometer diversos errores entre ellos esta el contratar a un profesional sin experiencia previa en el diseño de espacios inmobiliarios o simplemente un profesionista sin la capacidad técnica, analítica y plástica necesaria para hacer que dicho desarrollo sea un éxito, todo ello en base a la idea errónea de que si el arquitecto me cobra mas barato sera un ahorro para mi desarrollo, pues esta visión sesgada puede traer grandes incrementos en los costos de ejecución a futuro, o perdidas en ventas por la falta de visión del diseñador.


Es por eso que aquí están 5 puntos básicos que se deben tener en cuenta en el desarrollo de proyecto inmobiliario.


  1. Función: Es de la mayor importancia comprender que el proyecto debe ser analizado para optimizar su funcionamiento y así garantizar la adecuada operación del inmueble, de modo que a futuro no se vuelva un dolor de cabeza el uso de los espacios para los habitantes, así como las reparaciones que eventualmente puede requerirse. Es común encontrarse con situaciones donde el ultimo apartamento que se suele vender como pent house suele encontrase que es necesario cruzar por dicho penthouse para revisar la alimentación general de las instalaciones de los demás apartamentos causando una molestia para el habitante del penthouse. Estos son errores de función son muy lamentables y demeritan la calidad de nuestro desarrollo.

  2. Optimización comercial: Siempre debemos recordar que un proyecto inmobiliario es ante todo un negocio y como tal el arquitecto tiene la responsabilidad de optimizar los recursos materiales y espaciales de la construcción reduciendo los desperdicio de espacios y maximizando las oportunidades de negocio o agregados de valor que tendrá el desarrollo, pues de estos elementos dependerá la rentabilidad del negocio. Recordemos que un metro cuadrado de construcción desperdiciado significa miles de pesos perdidos y si multiplicamos ese metro por el numero de pisos del desarrollo entonces hablamos de cantidades que comienzan a ser significativas para las utilidades finales.

  3. Normatividad: Si el arquitecto no conoce la normatividad actualizada aplicable a nuestro proyecto entonces estamos ante un gran problema, pues corremos el riesgo de que el trabajo sea rebotado por la alcaldía al momento de solicitar la licencia de construcción. Lo que nos traerá retrasos en la obra, gastos extras que deberemos considerar y a futuro la incertidumbre de no saber ¿qué otras complicaciones de normatividad pueden aparecer durante el proceso de construcción?.

  4. Construcción y acabados: Durante el proceso de diseño el arquitecto debe proponer de forma acorde al nicho comercial al que se enfoca el proyecto, los materiales, equipos y sistemas constructivos que permitan reducir los desperdicios de materiales, así como optimizar los materiales especificados.

  5. Plástica: Si bien esta parte es la mas abstracta pues en gustos se rompen géneros si es importante que el arquitecto cuente con la sensibilidad necesaria para que mediante el uso de la semiótica logre crear un lenguaje atractivo para lo clientes potenciales de nuestro desarrollo. El arquitecto debe tener la capacidad de lograr un producto atractivo que equilibre de manera adecuada los puntos 1,2,3 y 4. Aquí es donde radica la capacidad de diseño del arquitecto quien con sus habilidades sabra crear un producto comercialmente atractivo.

Si te interesa saber más sobre estos procesos espera las próximas entradas a este blog que publicaremos y si deseas una asesoría mas personal escríbenos o llámanos y así

podremos apoyarte mejor.


11 vistas